lunes, 16 de diciembre de 2013


Presentamos el best-seller de cada Navidad: El belén que puso Dios. Es un cuento en el que aprendemos a METERNOS en el Belén, como un personaje más, de la mano de un ángel o un burrito, de una lavandera o de un pastorcito tonto.
Toda una aventura que nos ayudará a repasar los acontecimientos fundamentales de la historia, especialmente el central: la redención. Ahora que estamos en Navidad, acerquémonos al belén con ojos de niño y juguemos a ser un personaje más. 
Puedes pinchar en el enlace al primer capítulo. Encontrarás el resto en ese blog del autor

No hay comentarios: