lunes, 10 de mayo de 2010

Quiero ser santo, o sea, feliz


Fue Luis el que soltó la liebre. En el colegio Santo Tomás (Dominicos), en una plática a los alumnos de 1º de ESO el sacerdote que la dirigía les preguntó:
-¿Quién de vosotros quiere ser santo?
Para la sorpresa de todos –especialmente de Olga, que está por él- sólo se alzó la mano de Luis, el guaperas moreno con ojos azules, portero titular de la selección de fútbol del colegio. El resto de compañeros le preguntó anonadado:
- Pero, ¿es que tú quieres ser santo? (como diciendo: hacerte cura, pasarte el día rezando…)
- Sí, porque yo quiero ser feliz y hacer felices a los demás, porque todos los que van al cielo son santos y yo quiero ir al cielo…
- ¡Aaaaah!!!!, eso es otra cosa...entonces sí… - dijeron varios.


Vamos a estudiar la vida de unos cuantos niños y jóvenes que quisieron por encima de todo ser santos, es decir, ser felices y hacer felices a los demás y, por supuesto, ir al cielo. Pero eso... no lo podemos hacer solos: necesitamos a Dios.

Aquí tienes algunas webs para investigar sobre su vida:
- Alexia González Barros
- Marta Obregón
- Carlo Acutis
- Pier Giorgio Frassatti
 

No hay comentarios: