domingo, 12 de diciembre de 2010

Palabras del Papa a los jóvenes

Benedicto XVI nos dirige a los jóvenes unas palabras que nos pueden hacer pensar un poco. Están dichas desde el corazón de un padre (el Papa) que vela por sus hijos, especialmente por los más jóvenes.

Queridos jóvenes amigos.
Gracias por vuestra calurosa bienvenida. "El corazón habla al corazón" –cor ad cor loquitur-. Como sabéis, he elegido estas palabras tan queridas para el cardenal Newman como el lema de mi visita. En estos momentos en que estamos juntos, deseo hablar con vosotros desde mi propio corazón, y os ruego que abráis los vuestros a lo que tengo que decir.
o Pido a cada uno, en primer lugar, que mire en el interior de su propio corazón. Que piense en todo el amor que su corazón es capaz de recibir, y en todo el amor que es capaz de ofrecer. Al fin y al cabo, hemos sido creados para amar. Esto es lo que la Biblia quiere decir cuando afirma que hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios:
      Hemos sido creados para conocer al Dios del amor, a Dios que es Padre, Hijo y Espíritu Santo,
     y para encontrar nuestra plena realización en ese amor divino que no conoce principio ni fin.
Hemos sido creados para recibir amor, y así ha sido. Todos los días debemos agradecer a Dios el amor que ya hemos conocido, el amor que nos ha hecho quienes somos, el amor que nos ha mostrado lo que es verdaderamente importante en la vida. Necesitamos dar gracias al Señor por el amor que hemos recibido de nuestras familias, nuestros amigos, nuestros maestros, y todas las personas que en nuestras vidas nos han ayudado a darnos cuenta de lo valiosos que somos a sus ojos y a los ojos de Dios.
Hemos sido creados también para dar amor, para hacer de él la fuente de cuanto realizamos y lo más perdurable de nuestras vidas.
       A veces esto parece lo más natural, especialmente cuando sentimos la alegría del amor, cuando nuestros corazones rebosan de generosidad, idealismo, deseo de ayudar a los demás y construir un mundo mejor.
       Pero otras veces constatamos que es difícil amar; nuestro corazón puede endurecerse fácilmente endurecido por el egoísmo, la envidia y el orgullo.
      La Beata Teresa de Calcuta, la gran misionera de la Caridad, nos recordó que dar amor, amor puro y generoso, es el fruto de una decisión diaria. Cada día hemos de optar por amar, y esto requiere ayuda, la ayuda que viene de Cristo,
                      de la oración y de la sabiduría que se encuentra en su palabra,
                      y de la gracia que Él nos otorga en los sacramentos de su Iglesia.
o  Éste es el mensaje que hoy quiero compartir con vosotros. Os pido que miréis vuestros corazones cada día para encontrar la fuente del verdadero amor. Jesús está siempre allí, esperando serenamente que permanezcamos junto a Él y escuchemos su voz. En lo profundo de vuestro corazón, os llama a dedicarle tiempo en la oración.
               Pero este tipo de oración, la verdadera oración, requiere disciplina; requiere buscar momentos de silencio cada día. A menudo significa esperar a que el Señor hable. Incluso en medio del "ajetreo" y las presiones de nuestra vida cotidiana, necesitamos espacios de silencio, porque en el silencio encontramos a Dios, y en el silencio descubrimos nuestro verdadero ser.
               Y al descubrir nuestro verdadero yo, descubrimos la vocación particular a la cual Dios nos llama para la edificación de su Iglesia y la redención de nuestro mundo.
o El corazón que habla al corazón. Con estas palabras de mi corazón, queridos jóvenes, os aseguro mi oración por vosotros, para que vuestra vida dé frutos abundantes para la construcción de la civilización del amor. Os ruego también que recéis por mí, por mi ministerio como Sucesor de Pedro, y por las necesidades de la Iglesia en todo el mundo. Sobre vosotros, vuestras familias y amigos, invoco las bendiciones divinas de sabiduría, alegría y paz.
Catedral de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. Westminster, Sábado 18 de septiembre de 2010

Después de leerlas, haz un resumen de dos párrafos con ellas y haz una lista de cuatro o cinco cosas que nos pide el Papa en este texto. Debes enviarlo por mail durante estas vacaciones de Navidad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

EL Papa Benedicto nos dice que tenemos que abrir nuestro corazón como el lo hace con nosotros al hablarnos de lo que realmente es el amor, que lo tenemos que recibir y darlo, como tantas personas lo han hecho.
Que tenemos que dejar atras le envidia, orgullo...todas esas cosas que no deja amar a nuestro corazon y dejarlo libre para amar, ayudandonos con la oracion, hablar con Dios, pedir por las personas que amamos.
·dar amor
·ayuydar a las personas que lo necesitan
·dejar la envidia , orgullo... atras
·hacer oracion
vanessa y monica

Anónimo dijo...

El papa nos habla de la frase que el anuncia:"El corazón habla al corazón"; esta frase nos quiere decir que podemos dar y recibir amor y dejar atras los malos prejuicios como la envidia...
Que no hay que cerrarle las puertas a nadie y siempre hay que ayudar al progimo para estar cerca de Dios.
Tambien que a traves de la oración escuchamos a Dios y que Jesús siempre va ha estar con nosotros.
Nazaret R.

Anónimo dijo...

Seminarista de Durago: Me parece muy bueno el blog es agradable encontrarse personas que siguen a Jesús y escuchan su PALABRA a través de sus Apóstoles mis felicitaciones los invito a visitar nuestra página www.seminariodurango.org estamos creabdo un espacio para jovenes se aceptan ideas jeje GRACIAS