domingo, 26 de mayo de 2013

Devociones y oraciones eucarísticas

VISITA AL SANTÍSIMO SACRAMENTO

Muchos cristianos tienen costumbre, a lo largo del día, de detenerse en la iglesia para hacer una visita a Jesús Sacramentado. Son momentos de intimidad con el Señor en los que se hace brevemente un acto de fe, se pide ayuda, de da gracias, etc.
Él nos espera y desea que vayamos a verle. Cuando estamos delante suya Él está atentísimo a lo que queramos decirle, o ante nuestra simple mirada, porque sabemos que allí, en el Sagrario, está el mismo Jesús de Nazaret, el Hijo de María, el que multiplicó los panes y los peces, el que con un solo gesto calmó una tempestad y devolvió la paz a unos hombres asustados. El tiene todo lo que necesitamos.
La visita al Santísimo nos ayudará a guardar la presencia de Dios durante el día en medio del trabajo y de nuestras ocupaciones.
Además de lo que queramos decirle, podemos recitar por tres veces la estación:
V. Viva Jesús sacramentado.
R. Viva y de todos sea amado.
Padre nuestro... Avemaría... Gloria...
Y al terminar, puedes rezar una comunión espiritual: Yo quisiera, Señor, recibiros con aquella pureza, humildad y devoción con que os recibió vuestra Santísima Madre, con el espíritu y fervor de los Santos.


Aquí puedes encontrar otras oraciones y devociones eucarísticas

Y un vídeo que te hará reflexionar:

A ver si lo hemos entendido: 
- ¿A quién se visita cuando se hace la Visita al Santísimo?
- ¿Por qué vamos a verle? 
- ¿Qué podemos hacer delante del Santísimo?
- Después de ver el vídeo, copia las frases que más te hayan llamado la atención. ¿Quién es el que habla?
- Busca el texto de dos oraciones que se pueden decir en honor a Jesús en la Eucaristía y resume qué quieren decir (una de ellas debe ser el "Adoro te devote o Te adoro con devoción" )

No hay comentarios: