martes, 21 de mayo de 2013

Introducción a los mandamientos

Para iniciar el estudio de los mandamientos, vamos a leer la información proporcionada en este enlace, que explica brevemente qué son los 10 mandamientos y qué es la ley natural.
Después de leerlo, podrás contestar las siguientes preguntas:
  1. ¿Qué son los diez  mandamientos?
  2.  ¿Los  mandamientos son una carga o una ayuda? Explica por qué.
  3. Explica brevemente el contenido de los diez mandamientos y pon algunos ejemplos de conductas en los que no se cumplen (alguna distinta de las que vienen en el texto)
  4. Dibuja un mapa mental como el de la imagen, incluyendo el texto de cada mandamiento completo y dibujando más ejemplo.
  5. Explica qué es un pecado de distintas maneras y qué tipos hay.
  6. ¿Qué es la ley natural? (con tus palabras)
  7. Completa las frases con las palabras entre paréntesis (inmutable,10 mandamientos, razón, universal, eterna, ): 
  • La ley natural es para todos los hombres, es ____________
  • La ley natural no cambia nunca, es ________________ y ___________________
  • Conocemos la ley natural porque somos inteligentes, es decir, gracias a que tenemos ____________
  • El mejor resumen de la ley natural lo encontramos en ____________________ que Dios nos dió para que no tuviéramos ninguna duda de cómo ir al cielo.

 Y para completar la explicación, aquí tienes una divertida manera de presentar los mandamientos: SUBRAYA los aspectos importantes.

MANUAL DE INSTRUCCIONES DEL SER HUMANO
Gracias por ser un ‘ser humano’. Para obtener el mejor resultado de sus años de vida, siga atentamente las presentes instrucciones. Tenga en cuenta que mucha gente no tiene la suerte de conocer con seguridad este manual de instrucciones.
En este manual omitiremos algunas instrucciones que son evidentes porque pertenecen al orden físico (por ejemplo que si se acerca al fuego, se quemará; o que es usted atraído por el centro de su planeta con una fuerza igual a 9,81 multiplicado por su masa). Nos referiremos sólo a las instrucciones de orden moral. También éstas han sido pensadas por el Fabricante teniendo en cuenta las características de su especie. Encontrará la formulación clásica del manual en la Biblia (Éxodo, XX. 2-17).


1.- No ponga sus deseos sólo en cosas materiales. Esfuércese en ocupar su mente también en asuntos elevados. El asunto más elevado es el Fabricante. Piense en Él, aprenda cosas sobre Él y así podrá amarle y agradecerle todo. Intente darse cuenta de que Él le ama a usted más de lo que todas las madres del mundo podrían querer a un sólo hijo.
2.- Respete al Fabricante siempre. No consienta bromas sobre Él ni sobre lo que tiene que ver con Él. Del mismo modo que usted no acepta según qué bromas sobre su madre o sobre las personas a las que ama.
3.- Aproveche sus tiempos de descanso para cumplir especialmente la instrucción 1. Para facilitar esto, si es usted católico bautizado, el servicio técnico autorizado ha fijado (con permiso del Fabricante) que debe usted asistir a misa los domingos.
4.- Respete a todos los demás miembros de la especie. Ellos también son amados por el Fabricante. Especialmente debe usted amar a sus padres, ya que han colaborado estrechamente con el Fabricante para que usted pueda disfrutar de su vida. Teniendo en cuenta la edad de usted y otras circunstancias, ahora tiene usted que obedecerles (siempre que no le manden algo contra estas instrucciones). En muchas ocasiones deberá hacer esto sin comprender las razones que les mueven a mandarle algo. Además debe quererlos y respetarlos incluso aunque le conste que, por debilidad o cualquier otro motivo, no siguen completamente este manual de instrucciones.
5.- No maltrate a los demás ocupantes del planeta. De los de su especie ya hemos hablado y el resto ha sido puesto por el fabricante para que usted y los que vengan después de usted los disfrute y se sirva de ellos para lo que necesite.
6.- Lleve una vida limpia. Averigüe para qué sirve cada parte de su cuerpo y úselas correctamente.
7.- Usted tiene derecho no sólo a su cuerpo, sino a poseer cosas (más o menos según algunas circunstancias). No debe privar a los demás de ese derecho ni siquiera si ellos no se dan cuenta.
8.- Acostúmbrese a que lo que usted diga siempre coincida con lo que piensa. Puede usted callar cuando le parezca oportuno (por ejemplo para no fastidiar a otros (ver regla nº 5)), pero no debe decir nunca algo distinto de lo que está pensando.
9.- Lo expuesto en la instrucción 6 es uno de los dos temas en los que el Fabricante se ha puesto “a las órdenes de usted”. Por eso es importante que mantenga su pureza (limpieza) no sólo cuando actúa sino incluso por lo que se refiere a los pensamientos.
10.- De igual modo, el contenido de la instrucción 7 se aplica a los pensamientos y deseos.

Piense que si se esfuerza por seguir el presente manual de instrucciones conseguirá vivir su vida actual libre y feliz y, después, conseguirá el premio seguro: vivir en casa del Fabricante y disfrutar para siempre de Él y de todos sus inventos.
Por último, tenga siempre en cuenta que lo que el Fabricante desea es que usted quiera cumplir sus instrucciones. Cuando usted se equivoque, se canse o tenga dudas sobre cosas concretas, acuda al servicio técnico autorizado.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchas gracias. Es un material excelente para los profesores.